¿Qué hacer cuando tienes mucho dinero?

¿Qué hacer cuando tienes mucho dinero?

Tener dinero en tu cuenta de banco es una bendición. Sin embargo, es importante que tu patrimonio no se quede congelado ahí. Invertir es una gran opción para cualquier persona que esté buscando hacer crecer sus ahorros.

No obstante, antes de invertir, es muy importante que tomes en cuenta factores como tu edad, en cuánto tiempo quieres recuperar la cantidad de capital invertida, qué cantidad quieres arriesgar y qué experiencia tienes en el ámbito de inversión. De esta manera, podrás definir qué perfil de inversionista tienes. 

Los expertos recomiendan siempre diversificar tu cartera de inversiones. Es decir, no inviertas todo tu dinero en una sola cosa. Si tienes distintas cantidades en varias opciones, reduces el riesgo de pérdidas. 

Para evaluar cualquier posible inversión es necesario definir el riesgo, el rendimiento y el horizonte de inversión:

  • El rendimiento: Se refiere a la ganancia que esperas obtener a partir de tu inversión. Es decir, un porcentaje de ganancia sobre la cantidad inicial invertida. 
  • El riesgo: Es la incertidumbre del desempeño de la inversión inicial. Generalmente las inversiones con mayor riesgo son la que mejores rendimientos prometen, sin embargo, esto se traduce también a mayores pérdidas.
  • El horizonte de inversión: Es el plazo de tiempo en el que planeas conseguir tus metas y en el cual estás dispuesto a mantener tu dinero invertido. Éste se mide en corto, mediano, o largo plazo. 

Ahora bien, ¿cuáles son algunos consejos para invertir dinero y dónde es recomendable hacerlo?

Invertir en un inmueble

Los bienes raíces han sido siempre una buena alternativa para invertir, pues son un bien de primera necesidad. Todo mundo necesita un techo donde vivir, aunque claro, los precios de las propiedades también suben y bajan dependiendo de las necesidades del mercado. Con los conocimientos adecuados, invertir en un inmueble puede ser una gran decisión a largo plazo ya que es una inversión segura con un riesgo bajo y rentable. 

Adquirir una propiedad no solo se refiere a una casa, puede ser un local, un departamento o incluso un edificio completo. Cuando inviertes en un inmueble puedes generar ganancias de distintas maneras: alquilarlo y recibir una renta mensual, revenderlo a un precio mayor del que lo compraste o incluso abriendo tu propio negocio ahí. 

Para calcular la rentabilidad de tu propiedad debes de tomar en cuenta los gastos de mantenimiento, la inflación durante esos 12 meses, los impuestos pagados y el costo total de la transacción. 

Cuando rentas, la inversión inicial se irá recuperando lentamente, porque los pagos de alquiler generalmente son mensuales, pero siempre puedes tener la opción de vender en un futuro y observar el comportamiento de mercado para elegir el momento correcto. 

Invertir en Fondos de Inversión

Gracias a su flexibilidad, los fondos de inversión son una gran opción para cualquier persona que busque invertir o quiera invertir pensando en el futuro.  Dentro de los fondos de inversión existe mucha oferta con distintos niveles de riesgo y rendimiento. Definir tus objetivos es clave antes de cualquier movimiento. 

Invertir en un negocio

Si siempre has tenido el sueño de abrir tu propio negocio y tienes los fondos para hacerlo puede ser el momento adecuado. No tomes decisiones precipitadas, hacer un estudio de mercado y generar un plan de negocios es fundamental. Sin embargo, emprender puede ser el comienzo de un magnífico camino tanto personal como empresarial.  

Con estos consejos para invertir dinero puedes comenzar a evaluar tus opciones y posibilidades. No te olvides de definir cuáles son tus metas a corto, mediano y largo plazo para tomar decisiones más atinadas. Infórmate bien y siempre asesórate de expertos antes de hacer movimientos significativos.