¿Qué hacer con el dinero de tu finiquito?

¿Qué hacer con el dinero de tu finiquito? 

Cuando una relación laboral termina, el trabajador debe recibir una cierta cantidad de dinero llamada finiquito. No importa si renunciaste, terminó tu trabajo temporal, te despidieron, rescindes el contrato por no cumplir con las condiciones o ya no puedes trabajar por enfermedad o muerte, te corresponde dinero de tu finiquito.

El dinero que recibes debe incluir los días trabajados y no pagados en el mes en curso, la parte proporcional de aguinaldo, la parte proporcional de vacaciones y lo que corresponde por otras prestaciones descritas en el contrato.

A menos de que tengas otro trabajo asegurado al momento de recibir el finiquito, lo más inteligente es administrar ese dinero para que te dure el mayor tiempo posible recortando principalmente los gastos no esenciales mientras encuentras otro trabajo.

Invertir o ahorrar 

Si es el caso en el que tienes un nuevo trabajo esperando, posiblemente estés pensando en qué hacer con el dinero de tu finiquito que acabas de recibir. Lo más lógico sería ahorrarlo y sin embargo esta opción, aunque es acertada, no es la más conveniente pues el dinero guardado no genera valor extra, es más de cierta forma pierde valor. 

Suponiendo que tienes cierta cantidad guardada, el problema es que no generará valor extra por sí mismo y perderá poder adquisitivo frente al aumento de los precios en los productos debido a la inflación.

Es por este motivo que la recomendación es invertir en instrumentos que aseguren utilidades por encima de la inflación, en lugar de simplemente ahorrar. Una de las opciones que está ganando popularidad son los fondos de inversión que, pese al miedo o la aversión al riesgo, son vehículos muy atractivos y son el instrumento preferido de los inversionistas debido a que les permite rentabilizar los ahorros.

¿Qué son los fondos de inversión?

Los fondos de inversión se enfocan en agrupar dinero procedente de inversores diferentes, como personas físicas o morales, para obtener rendimientos al invertirlos. Una de las ventajas más interesantes es en quien reside la responsabilidad de la inversión. 

Los fondos de ahorro son operaciones en la Bolsa Mexicana de Valores, pero a diferencia de las transacciones que se llevan a cabo por los especialistas, no hace falta que los participantes del fondo de inversión estén al pendiente de los movimientos diarios en el mercado de valores. 

Lo que sucede es que la responsabilidad de la inversión la asume la sociedad administradora, que puede ser un banco, y se encargará de revisar que esas inversiones que realices, puedan generar la mayor cantidad de rendimientos posibles.

Los beneficios extras de los rendimientos:

1. Montos bajos que se invierten con los grandes.

Las inversiones no requieren de montos altos para lograr rendimientos, pues se juntan con otras inversiones para comprar diferentes instrumentos en el mercado de valores, siguiendo una estrategia de inversión.

2. Diversificación:

Una vez que se cuenta con los inversionistas, se compran diversos instrumentos. Esto mitiga las variaciones provocadas por los movimientos del mercado, y aumenta la posibilidad de obtener rendimientos de forma constante.

3. Profesionales invirtiendo:

Es difícil destinar tiempo para participar por cuenta propia al mercado de valores y seguir con las actividades cotidianas. Es mejor dejar esta tarea a los profesionales dedicados a ello.

4. Retirarse en cualquier momento:

Un inversionista de fondos tiene la opción de retirar su dinero con facilidad y cuando así lo decida.

5. Transparencia: 

Los fondos están regulados por las autoridades por lo que la información que generan es pública y de fácil consulta.