Contingencia ambiental: ¿Qué hacer para que no impacte mi bolsillo?
 
 

Contingencia ambiental: ¿Qué hacer para que no impacte mi bolsillo?

Los últimos días en la Ciudad de México han sido complejos, debido al incremento en los niveles de contaminación. Es probable que en algunos de ellos hayas tenido complicaciones para transportarte y, como consecuencia, hayas tenido que destinar una mayor cantidad de tu presupuesto para este rubro. Al ser una medida que impacta a toda la Ciudad, la restricción a la circulación vehicular generalmente tiene dos efectos: el primero es que la cantidad de personas que requieren de un servicio de transporte privado incrementa. El segundo es que los automóviles disponibles para atender a estas personas disminuyen.

Tal como en cualquier otro bien o servicio; cuando la cantidad de gente que desea adquirirlo incrementa, o la cantidad de personas que lo ofrecen disminuye, el valor del transporte comienza a subir (¿Quién no querría comprar la última botella de agua en el desierto, por el monto que fuera?). Conscientes de esta situación, te compartimos cuatro reglas de oro que puedes seguir para reducir al máximo el impacto en tiempo y costo que este tipo de eventualidades pudiera generárte:

1. Sal un poco más temprano de casa:

Generalmente el aumento en el precio del transporte se debe a la congestión; es decir, muchas personas quieren transportarse al mismo tiempo. Intenta anticiparte a este fenómeno saliendo un poco más temprano hacia tu trabajo. Esto te ayudará a obtener un mejor precio y viajar más cómodamente.

2. Busca hacer rondas con tus familiares & amigos:

Seguramente hay personas cercanas que algún día también se verán afectadas por la restricción a la circulación vehicular. Recuerda: ¡la unión hace la fuerza!; organízate con tu familia o amigos para establecer una ronda, que les permita a todos transportarse hacia sus destinos e inclusive ahorrar al repartirse el gasto en gasolina y/o casetas del día.

3. Explora varias alternativas

Además de usar tu vehículo, o compartir el viaje con alguien más, existen otras posibilidades; como transporte público, taxi o aplicaciones en las cuales puedes solicitar transporte o conectarte con personas que se dirigen hacia la misma ruta, para organizarte con ellas y compartir automóvil. Al igual que en las rondas, esto te permitirá transportarte de forma cómoda y generar un ahorro.

4. Combina distintos medios de transporte

Identifica todas las alternativas de transporte disponibles para llegar a tu oficina o trabajo y compara cuánto te costarían y el tiempo que tardarías en llegar en cada una de ellas. Con base en esto, establece un plan que te permita llegar a tu destino en el menor tiempo posible, aprovechando las alternativas que sean más baratas. En ocasiones, esto podría implicar combinar dos o más opciones.

Recuerda siempre dedicar el tiempo que sea necesario para sacar el mejor provecho de estas eventualidades y, al hacerlo, detectar qué hábitos o prácticas podrías adecuar para reducir tus gastos. Al combinar estas reglas de oro podrás evitar al máximo el impacto que la contingencia ambiental podría tener en tu bolsillo e, inclusive, identificar oportunidades de ahorro que podrías mantener diariamente (independientemente de las condiciones ambientales).

Artículo desarrollado por Educación Financiera BBVA Bancomer.